Beso

Hoy imaginé que me besabas.

Te vi llegando a lo lejos a nuestro encuentro y mi mente me mostró una pequeña película.

Llegabas, me encontrabas ahí y sin preámbulos ni excusas, tomabas mis rostro entre tus manos y me besabas en los labios. Sin pensar quién era yo, ni vos, ni la cantidad de gente a nuestro alrededor. Sentía tu  beso y te correspondía. Te abrazaba y sonreías.

No imaginé mas allá de eso.

Sin que te dieras cuenta y luego de que nos saludaras a todos, sin besarme, claro, te observé. Vi el color de tus labios, tu sonrisa, la energía que traías.

De pronto fui consciente de tu altura y me pareció la justa. Me imaginé en tus brazos y me pareció lo justo.

Me sonrojé al saberme imaginándote y cambié de charla, de lugar, de pensamiento.  Ya era suficiente. Mi mente, lejos de no analizarlo todo, decidió: que tal vez lo haces a propósito, sostenerme al límite de dar o no una señal para continuar. O tal vez, en el mejor de los casos, ya me viste. Viste que te puedo enamorar, que sé de vos, que no va a ser superficial. En definitiva, no soy una opción y me transformo simplemente el alguien con quien es bueno charlar.

Esa justificación le es suficiente a mi mente para dejar de pensarte.

Hoy siento que mi energía besó tu alma, y con eso me quedo. Tranquila, sin presiones. Sabiendo que esto esta siendo y puede no ser nada pero algo es.

Gracias.

 descarga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s