Día 21 – Papá

Papá,

Supongo que estarás tan sorprendido de recibir una carta mía como yo cuando me senté con la idea de escribirla. Aún así, esta carta no es para pedirte dinero ni decirte que me voy de casa.  Voy a procurar ser breve porque seguro tenes mucho trabajo por delante.

Hoy te escribo las palabras que nunca me animé a decirte y guardo en mi corazón. Dicen que es mejor decirlas cuando las personas están vivas, y aprovecho que lo estás para compartirlas. Me cuesta tanto como a vos sentarte a hablar de cualquier cosa que no sean retos o reclamos, es por eso que elegí este medio, en el cuál me siento cómoda. Te escribo además porque ahora con la cantidad de cosas que hago es difícil que nos crucemos en casa. Estoy viva, no te preocupes.

Puede ser que incluso recién te enteres que escribo. Escribo mucho, si, en varios lugares. Se podría decir que es hasta una pasión. Llevo un blog en Internet (que más o menos es como un diario público)  y hay gente que me lee,  hasta a mi me parece extraño eso. Llevo un diario, ayudé en la revista de Sole y ahora veremos qué puedo hacer para la revista de la Asamblea, y hasta tengo amigos por correspondencia. Ahora que sabes que escribo, tal vez notes como me salen tan natural las palabras que no te digo.

Me duele que no podamos entendernos. Somos tan iguales que como los imanes, nos repelemos. Tengo características tan tuyas que te daría risa de sólo verme. Siempre me repetís que no queres que herede lo malo tuyo, y aunque estoy corrigiendo algunas cosas, me gustaría que sepas que has hecho un gran trabajo criándonos. A tu manera, nos demostrás día a día cuanto nos querés y aunque creas que no vale la pena porque nos mostramos algo indiferentes, cada gesto envuelve de amor a nuestro corazón.

Me preocupa que no nos comuniquemos. Me duele no poder hablar con vos, por eso, verás que elegí una nueva manera de hacerlo. Te acompaño en los almuerzos. Para que sepas que te pienso durante las mañanas, que me gustaría abrazarte y no me animo, que me gustaría verte sonreír al probar la comida, que te distendes un rato y que incluso podes ver a mamá un ratito cuando te deja la comida. Así te demuestro cuánto te quiero y quiero que estes bien.

P1280605

Porque nos enseñas muchas cosas, y una de esas es que hagamos lo que más nos gusta y de corazón. Todavía no entendes que a mi me gusta cocinar, que amo el utilizar las manos para llegar a los sentidos de las personas y abrazarles el alma con una comida caliente. Hago eso y algún día me gustaría enseñarlo. Sueño con tener un comedor o algo por el estilo y quiero que hoy sepas que estoy maquinando la idea en mi cabeza. Por lo pronto, ayudo a la Noche de la Caridad a cocinar para gente en situación de calle.

Sé cuanto te preocupas por nosotras y porque en el futuro llevemos una vida más fructífera de lo que vos llevas. Que alcancemos el éxito. Para mi eso se traduce en una vida simple, en bicicleta, llevando sonrisas a la gente, ayudando siempre que pueda, sin importar si tengo un título colgado en la pared o no, si me explotan trabajando en una panaderia o asisten 100 niños a comer y luego desarrollar otras capacidades en una institución que cree. Aunque todavía no aunemos conceptos quiero que sepas que no voy a desistir. Que se que esta carta es sólo el comienzo para que realmente nos entendamos. Que se que tengo que ceder y aceptar muchas cosas, pero si trabajamos los dos, conquistamos el mundo.

Me gusta escucharte reír al ver una película vieja, me gusta verte emocionado cuando las películas vayan tomando el rumbo correcto, me gusta escuchar tus palabras y ver que usas palabras tan viejas como “honor” para hablar de una amistad. Sos admirable, aunque creas todo lo contrario. Se que todas esas cosas que sentimos que hoy nos separan son las que más nos unen, ese lazo fuerte e irrompible que abraza a mi corazón.  Vos me enseñaste a encontrar mi rumbo, nunca negándome nada, siempre al lado de mi camino; me gustaría que vos no desistas tampoco de tus sueños, de querer crear, de buscar lo que te apasiona, de encontrar a Dios.
P1000309

El primer paso es el más difícil, pero me encantaría darlo con vos.

Te quiero muchísimo

Pau

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s