L’esprit de l’escalier

Estoy bastante segura que te ha pasado algo parecido a  esto: Viene alguien y te pregunta o dice algo que vos no sabes bien que decir, decís lo primero que se te pasa por la cabeza, y seguís; luego te pones a pensar en qué hubiese sido mejor responder o se te viene a la memoria la frase justa para esa ocasión, pero ya es demasiado tarde. Esa sensación de intranquilidad mental tiene nombre l’esprit de l’escalier y traducido del francés sería algo como “el ingenio de la escalera”.  Seguramente se te vinieron muchas anécdotas en la cabeza, muchos “le tendría que haber dicho…” , bueno, acá están los míos, que he ido anotando y aunque se que deben de haber más, estos me llamaron más la atención:

¿Te gusto nacer? 

Que dije: (me sorprendí tanto que solo me reí)

Que pensé después: Realmente, fue lo mejor que me pasó en la vida.

¿Por qué usas un arito de cada clase?

Que dije: No sé

Que pensé después: Siempre me compro pares de aros y se me pierden, entonces hago como con las medias, uso lo primero que encuentro, total cumplen su función a la perfección.

¿Si pudieras ser alguien más en el mundo, quién serías?

Que dije: Algún artista de circo, porque me gusta eso de irse moviendo, hacer sonreir a la gente, esas cosas. (Igual en mi mente me veía en el Cirque du Solei, en ningún otro, jajajaja.)

Que pensé después: Somos el mundo.

¿Qué le regalarías a alguien que no conoces?

Que dije: Algun juego, juguete, musica algo así.

Que pensé después: Una sonrisa, un abrazo o el simple hecho de compartir un momento alegre o permitirme conocer a la persona. (Y no es de rata)

¿Que vas a hacer de tu vida?

Que dije: Silencio rotundo y mortal que asesina lentamente con la mirada a la persona que hizo la pregunta

Que pensé después: Voy a tomar muchas decisiones, algunas malas y otras buenas. Me gustaría que antes de juzgarme porque no estoy organizada, me acompañes.

Como estas, hay millones de veces en las que nos quedamos colgados. A veces en busca de una respuesta mejor, otras en algo más hiriente, otras buscando quién sabe qué. No soy tan fanática de esto de volver a recrear las situaciones para poder responder como me hubiese gustado. Prefiero, en cambio, tomarme el tiempo de prestarle atención a la persona que me esta hablando, responder conscientemente, y en el exacto momento que se termino la conversación, no empezar a buscar detalles, pistas, qué me quiso decir o no. La sinceridad sale del corazón y en el momento, y eso vale más que un puñado de palabras premeditadas.

Es como si tuvieses Asperger, pero eso…te lo cuento en otro momento.
P1000608

Anuncios

One thought on “L’esprit de l’escalier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s