Amor de Abuela

Existen esas cosas que te quedan dando vueltas y vueltas en la cabeza, y uno piensa , podría escribir acerca de esto.

Para que sepas un poco más, suelo llevar un diario,que cada vez que releía lograba asustarme la forma en la que solo escribía mis desaventuras amorosas. Fue por esa razón que habilité otro cuadernito para escribir de mis campamentos scouts y todo lo que aprendía en cada uno de ellos, aventuras interesantes que algún día compartiré al mundo. Aún así, me seguía carcomiendo la cabeza no creerme con la capacidad de escribir cosas que salieran de algo más cotidiano, que trascendieran el mundo de las relaciones con el sexo opuesto. Así fue como empecé a desarrollar este pequeño pensamiento de podría escribir sobre... lo que me dijo mi abuela hace unos días entre mates “Vos no entendes, amor como el de abuelas no hay”. 

No se si es que no lo entiendo, o si conozco poco y me estoy sorprendiendo de lo inmenso que es.

Para empezar, la vida me regaló cinco abuelos. Todos para mi y para que los disfrutara como más me guste. De esos cinco, viví mis primeros años de vida al lado de dos, y desde que nos mudamos a San Rafael, he compartido con cuatro de ellos muchos momentos felices, aunque uno no sea mi abuelo biológico.

Es como que son padres y madres por dos, por eso el amor es más grande. No leo mucho esas frases que tienen que ver con los abuelos, pero sé que han hecho lo posible para mimarnos a más no poder. Siempre quisieron que tuviésemos lo que queríamos, y son los que raramente dicen que no.

Mientras crecemos, y cambian nuestras prioridades, ellos quedan al lado del camino, como meros expectadores de lo que nos sucede. Lejos de verlos como sabiduría viva, preferimos alejarnos y llevarnos por delante la vida. Sin querer, y cada vez intento ser mas consciente  he aprendido un montón de este amor inmensurable.

No hacen diferencias, todo es igual a la cantidad de nietos que posean. No tienen miedo ni de soñar con ser pastelera, ni de tener un horno como el de la TV, ni de retarnos cuando hacemos algo mal. Les destruye vernos tristes, sin rumbo, llorando o adolescidos. Se desviven por acompañarnos cualquier sea el motivo. Cocinan riquísimo. Me gusta mucho perderme en sus detalles que denotan el paso del tiempo, cuando cuentan anécdotas de cuando eran jóvenes  cuando me abrazan, o simplemente cuando se que quieren decir algo y por miedo a vernos enojados prefieren callar. Odian tenernos lejos, y sin embargo, esperan pacientemente algun signo de atención por parte de nosotros. Me gusta el touch que le ponen a todo para adaptarse al ahora (mi abuela tiene facebook, habla ingles, hace repostería y ama el doble sentido), o simplemente esa mente un tanto conservadora ante la sociedad actual. Me importa poco que sean imperfectos, ellos son mis abuelos.

No soy la persona más demostrativa de todas, pero cada vez intento hacer más de cuanto de mi dependa. Los adoro y no los cambiaría. No importa si me retan, abrazan o miman, está en su naturaleza. El amor que ellos tienen por mi lo siento, lo siento en cada gesto, en lo que quieren dejar en mi.

Mírame, yo soy viejo, pero estoy contento. 
Yo fui como tu, y sé que no es fácil, 
Con tranquilidad puedes encontrar lo que buscas. 
Pero toma tu tiempo, piensa mucho, 
piensa en todo lo que tienes. 
Por ti estas cosas estarán aquí mañana, 
pero puede que tus sueños ya no.

Cat Stevenson- Father and son

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s